Gafas de sol: ¿protegen realmente mis ojos? ?>

Gafas de sol: ¿protegen realmente mis ojos?

Está ya comprobado científicamente que los rayos del sol, en el presente, pueden ser dañinos para nuestra piel y nuestros ojos. Debido, sobre todo, a las radiaciones nocivas, causa de enfermedades degenerativas o puntuales como la conjuntivitis.

Por eso es importante la utilización de gafas de sol que protejan de las radiaciones. Y, por supuesto, no todas lo hacen. Repasaremos aquí cómo identificar las gafas de sol más útiles para protegerse del sol.

Protegerse de las radiaciones con las gafas adecuadas

El 7% de las radiaciones son radiaciones ultravioleta. Sus efectos aparecen con el tiempo a nivel de la córnea, y deterioran el cristalino. Por eso es importante buscar unas gafas que tengan protencción 100% UV.

Por otro lado, también hay que protegerse de la radiación infrarroja, que representa el 54% del total de la radiación solar. Su efecto prolongado puede provocar opacidades en la córnea y favorece las cataratas.

Protegerse de la peligrosa luz azul

Pero aún hay mas: quienes trabajan muchas horas ante el ordenador deben protegerse de la conocida luz azul. La luz azul de las pantallas de moviles y pcs, así como telvisores, es muy superior en porcentaje a la que emite el sol. Por eso, se conoce que la luz azul incide en la melatonina, hormona que regula el sueño.

Para evitarlo, hay que aplicar filtros de luz azul en las gafas normales, pues las gafas de sol ya los llevan.

El cuidado del ojo es importante, puesto que, aunque muchas lesiones pueden repararse, otras como la degeneración retiniana no tienen solución. Es mejor, pues, prevenir que curar si estamos hablando de nuestros ojos.

Siempre que identifiques alguna clase de problema ocular, no dejes de visitar a tu médico de cabecera para que te derive a un buen oculista que pueda echarle un vistazo al problema. Las gafas sirven, pero no lo son todo.

 


Comments are closed.