Pastas de dientes: verdades y mentiras ?>

Pastas de dientes: verdades y mentiras

Cuando hablamos de salud bucal parece que entramos en el mundo del misterio. A cada uno le funciona distinto y cada elemento tiene distintos efectos. Fijémonos por ejemplo en la pasta dental. Algunos dicen que no se lavan los dientes y que nunca han tenido una caries. Otros que se los lavan varias veces al día y que no paran de tener caries.

Vamos a fijarnos en algunos mitos y realidades acerca de la pasta dental y el lavado de dientes en general, sobre todo para unificar criterios. Lo importante y esencial está claro: hay que llevar una rutina diaria de higiene si queremos conservar en buen estado nuestra dentadura.

Mitos clásicos sobre la pasta dental

Muchas veces se dice que todas las pastas de dientes son iguales. Vaya, que están hechas con lo mismo. Falso. Cada marca tiene sus propias recetas y elaboraciones. Algunas específicas para blanquear, otras para proteger contra caries… y siempre testadas clínicamente.

Otro mito: los niños utilizan la misma pasta que los padres. Falso. Los niños pequeños necesitan, para sus dientes de leche, pastas de dientes con mucho menos flúor. Así lograrán un correcto crecimiento y conservación de los futuros dientes. Si se utiliza una pasta dental de adultos se podría llegar a desarrollar la enfermedad de la fluorosis, así que cuidado.

Por último, ¿qué funciona mejor, la pasta dental o una limpieza en el dentista? Pues aunque parezca sorprendente, la pasta dental es más efectiva al tener sus ingredientes un contacto más fijo con la superficie del diente y, sobre todo, por tener un efecto a largo plazo.

Como vemos, hay muchas cuestiones pendientes que dominan la opinión pública, pero si nos fijamos en alguna vemos rápidamente que estamos ante mitos y no realidades.

Consulta siempre tus dudas con tu dentista de cabecera.

 


Comments are closed.