Trucos para aprovechar al máximo tus potingues ?>

Trucos para aprovechar al máximo tus potingues

Situación clásica: empezamos a maquillarnos y nos damos cuenta de que se nos han agotado los productos. ¡Oh, no! ¿Qué debemos hacer en esas circunstancias?

Aquí repasamos algunos tips y trucos donde veremos cómo podemos aprovechar al máximo nuestros potingues de maquillaje. Esto es como ciertos alimentos, se puede rebanar hasta el fondo y sacar petróleo allí donde aparentemente no lo hay. Empecemos.

Se te ha acabado el rímel

Bien, caso común. Te has quedado a medias con el rimmel y lo que queda en el potingue está seco. Pues muy sencillo, aprovecha lo que tienes con un poco de aceite de oliva en el potingue. Le añades el aceite y agitas, y luego sigues aplicando el resultado. Te salvará la situación.

Ya no tengo base de maquillaje

Con la base de maquillaje es algo más laborioso pero igualmente sencillo. Coge unas tijeras y recorta el bote. Ábrelo como si lo abrieras en canal. Descubrirás en el interior muchos recónditos rincones que estaban llenos de maquillaje a utilizar.

¿Qué hago con el colorete y las sombras?

Imagina que tienes un colorete y que se te rompe en trocitos. Fácil solución: no lo tires. tritúralo, conviértelo en polvo y luego añade una pizca de alcohol. Si lo remueves obtendras una masa, dale forma y aplánala de nuevo con la forma inicial del colorete. Verás que, si la dejas reposar unas horas al aire libre, se opera una magia y, oh, al día siguiente tienes de nuevo el colorete recompuesto.

Así que, como ves, hay múltiples opciones para aprovechar maquillaje acabado o en apariencia roto. Estrújate un poco la cabeza y las soluciones no tardarán en llegar.

Eso sí, no seas definitivamente tacaña y, cuando no quede nada en los potingues, acepta que ha llegado el momento de salir a por más!

 

 


Comments are closed.